21 mar. 2011

“Con un enfoque violento de la violencia no resultará la paz.[1]”

Comunicado de Mundo sin Guerras y sin violencia Internacional

Nosotros, miembros de Mundo sin Guerras y Sin Violencia estamos horrorizados al ver esta nueva  guerra "preventiva": una acción tanto hipócrita como destinada a fracasar y producir lo contrario.

La situación es bastante compleja, pero podemos trazar algunos puntos básicos.  Denunciamos:

- la hipocresía de países occidentales que apoyaron al dictador libio durante años y le vendieron armas para proteger sus propios intereses y ahora por la misma razón quieren atacarlo.  Vean como los aviones franceses que ahora atacan a Libia son las versiones más modernas de los mismos Mirage Jets que ya pertenecen a Gadafi!  Sin duda cuando todo esto se acabe, Francia irá corriendo a vender versiones aún más nuevas de sus aviones a Trípoli.

- la hipocresía de los países que, aunque manifiestan su preocupación por el bienestar de los civiles en Bengasi, muestran casi completa indiferencia por el bienestar de los ciudadanos de Bahrein y Yemen, donde manifestantes no-violentos son atacados y muertos por las fuerzas armadas cada día, ni que hablar de Costa de Marfil, donde la matanza de inocentes civiles atrapados en una lucha de poder entre dos presidentes ha durado ya meses.

- y la política de guerra preventiva.  Esta política, usada en Irak y otra vez en Afganistán, ha llevado a los militares de los países involucrados a matar cientos de miles de afganis e iraquís, el uso de armas de uranio empobrecido que ha dejado a civiles en vastas áreas de Irak propensos al cáncer, defectos de nacimiento y otros horrores, y lo peor es que parece una situación sin salida y que probablemente llevará a tipos de gobiernos que los EEUU precisamente querían evitar.  "Cuando fuerzas algo hacia un fin, produces lo contrario.[2]"

Llamamos a:
-  los países involucrados en la misión de la ONU a retirar su apoyo militar para tales acciones de inmediato,
- llamamos a los comandantes del ejército Libio a proteger a todos los habitantes de Libia – como corresponde a su función,
- llamamos a todos aquellos opuesto al actual régimen libio a deponer sus armas y buscar métodos no-violentos para lograr sus metas – incluso el dialogo,
- y llamamos a todos los países del mundo a cesar de inmediato cualquier tipo de comercio con el régimen de Trípoli, con las excepciones del suministro de comida, apoyo humanitario y médico – lo que significa NO MÁS COMERCIO DE PETRÓLEO.

Llamamos a que se terminen todas las dictaduras alrededor del mundo y una transición hacia un modelo de gobierno verdaderamente democrático, más allá de los modelos democráticos puramente  formales de los países occidentales, basado en principios de paz, no-violencia y la vida humana como valor central, junto con la erradicación de todo tipo de violencia.

Estamos sumamente preocupados por los inocentes civiles de todos lados del conflicto libio que serán muertos por los ataques de la ONU y los ataques de las milicias armadas libias de ambas facciones.  Una guerra está en marcha y creemos que si no cesa de inmediato, llevará a un desastre masivo que afectará a todos los países del mediterráneo y más allá.


[1] Palabras de Silo en la 1ra celebración anual del Mensaje de Silo, Punta de Vacas, Argentina, 4 de mayo, 2004.
[2] El segundo principio de Acción Valida, de capitulo XIII del libro, El Mensaje de Silo