2 dic. 2006

DECLARACIÓN



En la historia de la humanidad, la guerra siempre ha estado presente. Este drama es cada día mas devastador pues los avances tecnológicos permiten a los violentos producir artefactos cada vez más destructivos. Hoy la amenaza nuclear pone a la humanidad al borde del abismo.

Las guerras y el armamentismo inciden negativamente en la economía de los pueblos al absorber presupuestos que deberían ir a educación, sanidad, cultura y a mejorar la vida. Sin embargo, la influencia que la industria armamentista tiene sobre los gobiernos y la sociedad hace que los países productores de armas presionen para mantener los conflictos y así consumir, utilizar y experimentar con sus armamentos a la vez que disfrazan su codicia con teorías sobre lo inevitable, necesario o incluso lo bonancible de los conflictos armados para sus economías.

En los comienzos del tercer milenio, lejos de apaciguarse, los conflictos en diferentes campos (económicos, étnicos o religiosos) tienden a incrementarse. Lo mismo sucede con el terrorismo. A su vez, y muy ligado al modelo que se propone, la violencia en la sociedad civil aumenta llegando a extremos inimaginables años atrás. Si no hay un cambio de dirección, el futuro traerá confrontaciones cada vez más violentas en distintos campos y en todas las latitudes.

Esta más que demostrado que el hambre en el mundo podría resolverse con el 10% de lo que se gasta en armamentos. ¿Podemos imaginar si se destinara el 30 o el 50%, para mejorar la vida de la gente en vez de aplicarlo en destrucción?

Después de siglos de violencia, es difícil imaginar la paz. Sin embargo, ¿por qué no trabajar en esta dirección intencionando cambiar el rumbo de la historia, construyendo un verdadero futuro de paz y no-violencia?

Consideramos que esa es nuestra responsabilidad como seres humanos. Definirse contra la guerra tiene sentido, es ético, coherente y urgente, dado el camino que están tomando los acontecimientos.

Asumimos esta responsabilidad libremente y la llevamos adelante con todos aquellos que rechazan cualquier forma de violencia y apuestan por la convivencia, el desarrollo compartido, la democracia real, la tecnología al servicio de la ciencia y la ciencia al servicio del ser humano y de la paz. A nosotros corresponde denunciar a las minorías violentas, aislarlas y presionarlas para que redireccionen sus políticas belicistas hacia el desarrollo humano.

Un mundo sin guerras es un mundo hasta ahora desconocido sobre el planeta Tierra. Eliminar las guerras representará salir definitivamente de la prehistoria humana y dar un paso de gigante en el camino evolutivo de nuestra especie.

Un “mundo sin guerras” es una propuesta que mira al futuro y aspira a concretarse en cada rincón del planeta para que el diálogo vaya sustituyendo a la violencia.

En esta aspiración nos acompaña la fuerza de las voces de miles de generaciones anteriores que sufrieron sus consecuencias, y cuyo eco sigue escuchándose hoy en todos los lugares donde las guerras van dejando su siniestra estelade muertos, desaparecidos, inválidos, refugiados y desplazados.

¡Ha llegado el momento de hacer oír la voz de los sin-voz, millones de seres humanos que piden por necesidad que se acaben las guerras¡ Podemos conseguirlo uniendo todas las fuerzas del pacifismo y de la no-violencia activa.

Convocamos entonces tanto a personas como a representantes y miembros de organizaciones, colectivos,grupos, partidos políticos, empresas, a que adhieran a esta declaración y a trabajar cada cual en su campo, a la vez que a participar en plataformas, frentes y foros, con el fin de generar un gran movimiento que acabe con las guerras y con todo tipo de violencia.

Trabajemos hoy para garantizar un futuro mejor y salvaguardar a las generaciones venideras.

¡Porque creo en la paz y en un mundo más humano!

¡Por un mundo sin guerras!

13 sept. 2006

MENSAJE DE SILO SOBRE EL DESARME

Los invito a ver este video de Silo sobre el desarme nuclear.



Mas info en http://silo.ws/ o http://www.silo.net/

Los Antihumanistas, fuertemente armados, dicen: “nos apoderamos de las cosas y la vida de los pueblos para defender nuestros intereses” Pero en sus países, barrios y calles los niños están siguiendo el maravilloso y colorido ejemplo. Así se extiende el incendio a todo el mundo.


Los Humanistas dicen: “¡quienes invaden, bombardean y asesinan, no tienen otra salida que volver a sus cuevas!” Así empezará el desarme.


En todas partes se levanta la voz de los Humanistas y cada cual forja las herramientas de la Paz de acuerdo a sus fuerzas grandes o pequeñas.


La violencia ha perdido la guerra de tal modo que ya no se podrá imponer violentamente la paz injusta. Tampoco se podrá violentar a la verdad manipulando la palabra “paz”. El desgaste de la violencia está por lograr que se retiren las tropas invasoras, se devuelvan los territorios ocupados y se desmantelen las armas de destrucción masiva.



Empieza a sonar la hora de acabar con la violencia económica, racial, religiosa, cultural, sexual y psicológica en todo el mundo.


Pero también llega la hora más difícil de superar la violencia arraigada en nuestros corazones.
Silo

3 ago. 2006

DESARME NUCLEAR MUNDIAL AHORA

A las 8:15 del día 6 de agosto de 1945 los Estados Unidos lanzaron la primera bomba atómica sobre la ciudad Japonesa de Hiroshima. Murieron más de 90.000 personas en ese momento, los daños ambientales, materiales y sicológicos aún se siguen sufriendo. Tres días más tarde una segunda bomba atómica fue lanzada sobre Nagasaki con un número de victimas similar. Bastaron solo dos bombas para destruir de inmediato la vida de más de 180.000 hombres, mujeres, ancianos, jóvenes y niños, sin contar los cientos de miles de víctimas que luego murieron por el cáncer y las enfermedades derivadas de esos ataques nucleares.

Hoy, a más de 60 años de esos hechos, se cree que esta amenaza no está presente y no se toma conciencia del peligro inminente que representa que algunos países mantengan arsenales atómicos y otros estén haciendo lo posible por fabricar este tipo de armamentos. Hoy en un maletín se puede portar una bomba nuclear 10 veces más poderosa que aquellas que asesinaron a los habitantes de esas ciudades.

Algunos gobernantes comienzan a hablar de nuevo de la utilización de este tipo de armas para solucionar conflictos y no hay Voz que exhorte hoy para el Desarme y la Paz Mundial.

Nosotros, diversos hombres y mujeres queremos lanzar nuestro clamor, que saltando por sobre los muros de la soberbia y la intolerancia, llegue hasta todos los gobernantes y líderes religiosos de toda nuestra tierra encendiendo la luz en sus mentes y corazones, para que a partir de hoy, luchen públicamente y dediquen todo su esfuerzo al desarme nuclear mundial, inmediato y total.

Pedimos desde lo más profundo de nuestros corazones y desde aquel lugar en que todos los seres humanos reconocemos nuestras similitudes por sobre nuestras diferencias, que aquellos que tienen el poder de la destrucción despierten al amor y a la compasión, recuperen la cordura y depongan la violencia, llevando la paz a todos los lugares de nuestro planeta. Pedimos entonces para que se escuchen estas palabras y estas aspiraciones puedan ser cumplidas.

Creemos profundamente que la Paz y la No Violencia es Fuerza.

Fotos del primer pedido público

Fotos del segundo pedido público

Si deseas participar, recibir más información o que te avisemos de nuevas actividades y movilizaciones, déjanos tus datos en msgysv@yahoo.es

MUNDO SIN GUERRAS Y SIN VIOLENCIA



Encuadre

En este proceso de mundialización acelerada que estamos viviendo y en un momento no muy lejano, los seres humanos tomaremos conciencia de que es posible y necesaria la convivencia pacífica y solidaria entre los pueblos, y dejaremos atrás la eliminación de unos a otros.

Consideramos que ha llegado la hora de ponernos en marcha de forma manifiesta en esa dirección para acabar con ese lastre que representan las guerras y que arrastramos desde el principio de los tiempos. Para la especie humana esto significará dar un paso decisivo que le permita salir de su prehistoria y entrar en la historia verdadera y cálidamente humana.

Las sociedades en que vivimos son fundamentalmente violentas porque los grupos de poder que las gobiernan se sustentan en valores discriminatorios y antihumanistas para dominar a los pueblos. Así, la repercusión de este sistema violento en la escala de lo cotidiano se manifiesta en un aumento creciente de la violencia en todas sus formas, no sólo la física, sino también la racial, religiosa, económica y sexual.

Conforme a esto, nuestra organización establece los siguientes objetivos generales y específicos.

Objetivos generales

1. Convertir en realidad la idea de “un mundo sin guerras”.

2. Fomentar relaciones sociales basadas en la no violencia, la tolerancia, la comprensión y la solidaridad.


3. Denunciar toda forma de violencia institucionalizada.


4. Crear espacios de acción, relación y convivencia en la base social basados en la no violencia.


Objetivos particulares

a) Promover el desarme, la desmilitarización proporcional y progresiva de los países, así como la reconversión del aparato militar-industrial.

b) Denunciar y luchar contra toda forma de violencia de los estados beligerantes, así como toda otra guerra larvada de este sistema, sean económicas, religiosas, raciales, generacionales o sexuales.

c) Difundir la no violencia activa como metodología útil para contrarrestar la creciente violencia que experimentamos en la vida cotidiana.

d) Difundir las ideas y actividades del Nuevo Humanismo