22 ago. 2010

Grecia, ¿el Caballo de Troya de la bancarrota de la Unión Europea?

La violencia económica se ha acelerado radicalmente para los ciudadanos europeos en 2010. El desempleo y una drástica disminución en el nivel de vida se han dejado sentir y el Caballo de Troya de esta invasión parece haber sido Grecia.

La aparición del FMI en el país ha conducido a la adopción de algunas medidas extremadamente duras a favor de los números macroeconómicos pero en contra de las necesidades reales de la gente.

Mundo sin Guerras y sin Violencia en Grecia lanzó el pasado mes de marzo un proceso sostenido
de protesta contra esta violencia, con la campaña "Los Invisibles", que fue utilizada con éxito hace tres años por los humanistas checos que consiguieron la cancelación de la instalación del célebre "escudo estelar"!. El concepto de "invisibles" implica que representan a gente corriente que no es vista por los políticos y que rechaza los métodos violentos de reacción.

Durante estos 4 meses la situación en Grecia se ha hecho cada vez más violenta. "los invisibles" se han convertido en una referencia clara y están consiguiendo introducir nuevos medios para demostrar la reacción de la gente con estrategias decididamente no violentas, mientras atraen simultáneamente la atención de los medios a nivel nacional e internacional.

En su última aparición el pasado 13 de julio, "los invisibles" se encontraron en el exterior del Parlamento
Griego protestando y proporcionado a la vez información real y alternativas claras para lo que debería ser hecho.

El punto central es la cancelación del acuerdo que fue firmado por el Gobierno griego el 11 de mayo conocido como el MdE (Memoria de Entendimiento), que es inconstitucional. Esta actividad fue entusiastamente apoyada por miembros de Ms-GySV frente a las embajadas griegas de Milán, Praga, Madrid, Helsinki, Maputo y Dublín, entregando una carta a los respectivos embajadores de éste país.

Los políticos y los intereses económicos que ellos protegen parecen decididos a continuar esta injusticia
y esta política sin precedentes. Nosotros estamos igualmente decididos…

Bájate el nº 0 del Boletín Internacional de Mundo sin Guerras y sin Violencia pinchando el siguiente enlace:

http://www.nenasili.cz/download/www_bulletin_0001/www_bulletin_issue0001_es_final_A4_screen.pdf

Actividades de Mundo sin Guerras en la isla de Corfú (Grecia)

Enlace a las fotos de las actividades que hemos hecho en la isla de Corfú con Mundo Sin Guerras y Sin Violencia:

- Ruta de prensa en la ciudad de Corfú el 18 de agosto;

- La presentación de MSGV a la comunidad local de la isla
dentro el Museo del Folklore de Acharavi, con la
participación del Alcalde de Acharavi, 19 de agosto;

- La reunión de organización del grupo promotor de
Corfú, con los miembros de otros equipos, el 19 de agosto
en el Museo de Acharavi;

- La reunión internacional de los miembros de MSGV frente
de la Sala de Acharavi, al que asistieron miembros de
Grecia, Italia y España, 20 de agosto;

- Participación en el camping de Roda después de la
reunión y después de la cena, con música y danza, 20
de agosto.


http://picasaweb.google.com/105059965746457467872

17 ago. 2010

Primera reunion de miembros de Mundo sin Guerras en Finlandia

Juha Uski da fe de la primera reunion de Mundo Sin Guerras en Finlandia (antes se habían tenido reuniones de coordinación de acciones cara a la organización de acctividades de la Marcha Mundial pero no con miembros del organismo humanista Mundo sin Guerras y sin violencia.

La foto nos muestra un excelente espiritu e interes del conjunto de estos ocho primeros participantes y activistas de la no violencia en Finlandia.


16 ago. 2010

Los caracteres inmorales: el manipulador.


Manipular: Intervenir con medios hábiles y, a veces, arteros, en la política, en el mercado, en la información, etc., con distorsión de la verdad o la justicia, y al servicio de intereses particulares. (Diccionario de la R.A.E.)

Nuestra pasión por el comportamiento humano nos lleva a intentar retratar uno de los personajes más conspicuos del viejo mundo que se fue: el manipulador. Confiamos en que esto contribuya a identificarlo mejor cuando lo encontremos en museos o reservas naturales.

La manipulación es una de las formas que asume la violencia: es al menos violencia psicológica. Esto es así porque la manipulación presupone –como veremos- una cosificación de los otros, un intento de apropiación del todo por una parte de este, de concentración desproporcionada de poder decisorio, etc. La manipulación es intrínseca al sistema deshumanizante y violento, es parte de su modus operandi como lo son la censura, la represión, la discriminación, etc. Por lo tanto, esta se encuentra arraigada en el paisaje de formación de muchos, que se resignan a ser tanto víctimas como victimarios de la manipulación.

El manipulador es básicamente un cosificador: alguien que trata de usarnos como prótesis de su intención, controlando nuestra manera de pensar, de sentir o de actuar, según convenga a sus intereses. Dichos intereses son los personales, o bien los de la facción a la que pertenece. El manipulador puede hacer un uso retórico del interés conjunto, pero lo hace para manipular y porque asimila en mala fe el interés conjunto al interés propio o de parte.

Al manipulador no le interesa nuestra subjetividad, nuestra intencionalidad, sino sólo en función de operar sobre ella para que hagamos lo que él desea y a pesar de lo que nosotros deseemos. Aparentemente demuestra interés por nuestra opinión, pero sólo para descalificarla o buscar cómo usarla a su favor.

El manipulador puede mostrarse bondadoso y amable, pero es sólo una táctica para hacer que bajemos nuestras defensas y hacernos así más vulnerables a su manipulación.

Es claro que el manipulador es también un pragmático al que sólo le interesa lograr su objetivo, para lo cual se sirve de otros cuya intención desestima. Como pragmático, el manipulador se mueve por intereses y no por principios éticos. Su fin justifica los medios que usa.

El manipulador tiene muchas astucias y trucos. Una de ellas es el uso de la mentira.

Miente cuando lo que dice no se corresponde con los hechos, según él los entiende. O sea, piensa o sabe una cosa, pero dice otra. Miente cuando oculta selectivamente la información que no conviene a su caso, en todo o en parte. O sea, de todo lo que piensa o sabe, sólo presenta la parte que le conviene o bien omite la información completamente.

El manipulador es un hipócrita y un farsante, ya que siempre esconde su verdadera cara y sus verdaderas intenciones que no son las que proclama.

El manipulador tiende a instalar y controlar monopolios ideológicos y organizativos, de manera que toda opinión y acción pasen por su filtro. Para ello es importante para el manipulador dificultar o bloquear el acceso indiscriminado a las fuentes fidedignas de información, ya que el libre acceso a ellas disminuye su poder sobre los demás. Tampoco ve con buenos ojos la libre comunicación, contacto e intercambio entre todos. Al manipulador conviene el oscurantismo, el cerco mental que impide el cotejo, el juicio crítico, la opinión informada, etc.

Para lograr el monopolio, el manipulador a menudo se erige de manera inconsulta en mediador, portavoz, representante, y similares funciones con respecto a otros. Es ávido por tomar toda función pública o conjunta que le de poder, buscando concentrar varias funciones en su persona. De esta manera se reviste de atributos que le dan más autoridad y figuración. Se arroga un poder y un derecho que retóricamente está al servicio de todos, pero que de hecho maneja según su parecer y no comparte.

Por lo tanto, el manipulador también nos trata de desinformar. No sólo lo hace cuando la información que nos provee es insuficiente o cuando la omite, sino también cuando la información que nos provee es una mezcla confusa de datos fehacientes y datos falsos. De esta manera nuestro juicio acerca de lo que está en juego se hace muy difícil o imposible.

Algo similar ocurre cuando nos provee información que, aunque fidedigna, es irrelevante o secundaria. De esta manera intenta que nuestra atención se enfoque en la información equivocada, desviando así nuestro juicio hacia conclusiones erróneas.

De modo que el manipulador siempre está atento a manejar la circulación de información. Es un censor que abrirá o cerrará las válvulas de la información, de manera que los demás se enteren sólo de aquello que conviene al manipulador.

El manipulador también hace uso de las copresencias. Hace uso de cierta información (en forma de imágenes o palabras) sabiendo que mueve en nosotros asociaciones grabadas en nuestra memoria, asociaciones que mueven pensamientos, recuerdos, emociones, etc. que convienen a su discurso manipulador. En su boca, y por ejemplo, las palabras "dios", "patria", "familia", etc. apuntan a asociar falsamente los mejores sentimientos de los otros a los propios designios.

Pero no sólo hace uso de información, sino también de gestos, poses, actitudes, tonos de voz, miradas, etc. que dotan a su discurso de connotaciones, de copresencias, que nuestra atención capta como un doble mensaje de manera presente o copresente. Así, el manipulador siempre podrá negar que haya dicho algo: por cierto, lo dio a entender, pero no lo dijo.

Otra marca distintiva del manipulador es que nada en él es un "dar" desinteresado, sino un cálculo de "recibir", aunque mencione en vano términos tales como "amor", "solidaridad", "generosidad", etc.

El manipulador hace uso de la extorsión. Para obligarnos a actuar en algún sentido, ejerce presión sobre nosotros mediante algún tipo de amenaza encubierta o no. En su discurso recurre al clásico juego de la recompensa y el castigo para obligarnos en el sentido que le conviene.

El manipulador, cuando es necesario, se apoya en otros para darle peso a su opinión. A veces le basta dar a entender que alguien por quien tenemos gran respeto y estima está de acuerdo con su discurso y lo avala. Otras veces nos da a entender que su posición es compartida por otros, por lo que la nuestra es minoritaria, y esto haría que supuestamente su razón fuera más válida que la nuestra. Esta es una muestra del uso que hace de una lógica falseada para manipularnos.

Por ejemplo, nos sugiere arteramente que dadas las premisas A y B (que son datos verdaderos) de su silogismo, la consecuencia "lógica" es D (que es falso). O sea, no son falsas las premisas de su discurso, sino las conclusiones que deriva de ellas y que nos presenta como "razonamientos indudables". Así, dispone su razonamiento falaz de manera engañosa y fraudulenta, aprovechando nuestra distracción, ignorancia o confusión. En ese ejercicio de una lógica falseada, recurrirá a desproporcionar lo que compara, ofrecerá supuestas "pruebas" amañadas, atribuirá falsamente intenciones a otros, producirá mezclas de planos lógicos y saltos de puntos de vista, hará afirmaciones indemostrables, etc.

Cuando no puede fundamentar su postura o bien contrarrestar la ajena, recurre a trucos como, por ejemplo, degradar la personalidad (no las razones) de quienes sostienen la postura contraria. Según sea el caso y la conveniencia del momento, apelará a la demagogia y al populismo fáciles, o bien se refugiará en un elitismo exclusivista que marca distancias.

Cuando es necesario debilitar o desarmar las opiniones opuestas a la suya, el manipulador recurre a relativizar el punto de vista ajeno. Cuando es necesario afirmar la propia opinión, su interpretación y postura toman un carácter categórico y absoluto que descarta toda otra opinión.

El manipulador hace pie en las necesidades, los miedos y demás debilidades de los demás, promoviendo siempre la dependencia sicológica con respecto a él. Su empatía con los demás no está basada en advertir y favorecer lo mejor del otro, sino en una actitud predatoria que advierte en los demás los puntos débiles sobre los que ejercer presión.

El manipulador cuida su imagen pública de modo que ésta siempre esté asociada a atributos que le permitan manipular más y mejor. Según el caso, tratará siempre de quedar asociado a personajes y eventos importantes, haciendo así que su imagen crezca por los atributos transferidos gracias a su proximidad con ellos. Busca los lugares prominentes, los micrófonos, los reflectores, las fotografías y las tomas de video en primer plano: en definitiva, la figuración y el protagonismo. En todo lo que hace y dice el "yo" está muy presente y próspero.

El manipulador nos da siempre a entender que necesitamos de su opinión y aprobación. Los éxitos se deben a su intervención y los fracasos a la falta de ella. Todo lo que no pasa por su control es desestimado como irrelevante o negativo. Siempre habla con el aire de "autoridad moral", la de aquel que aprueba o desaprueba lo que otros hacen, autorizando o desautorizando, con crítica velada o desembozada. Su tono es a veces condescendiente y paternalista, como afirmación de su superioridad y como modo de emplazar a los demás por debajo de él. Con esto trata de crearse un aura de "orientador" o "autoridad", aunque tal pretensión no se corresponda con su capacidad demostrada.

El manipulador siempre hace cálculos políticos en términos similares a los de "aliados", "adversarios" e "idiotas útiles". Siempre se rodea de algunos obsecuentes, entre quienes se destacan los aspirantes a manipuladores o de segundo orden. La relación con ellos es frágil e inestable, ya que el aglutinante que los une es la conveniencia que varía según las circunstancias. Entre ellos, la palabra "amistad" tiene sólo un sentido utilitario.

Obviamente, no todos los manipuladores reúnen en si mismos todas las características antes descritas. Si bien hay buenos manipuladores, también los hay torpes y ridículos. Los hay que apuntan a manipulaciones mayores y los que sólo manipulan cuestiones menores. Está el manipulador permanente, pero la mayoría son manipuladores inconstantes u ocasionales. Aunque destaquemos al manipulador desembozado, también está aquel que actúa en las sombras y entre bambalinas.

El manipulador prospera en momentos de desinteligencia conjunta, de incertidumbre y confusión de referencias, de merma de la inteligencia, de debilidad, etc. Por el contrario, el manipulador detesta la descentralización del poder, el libre acceso de todos a las fuentes de información, la capacidad auto-organizativa de los conjuntos, las referencias claras y precisas, etc.

El gran error del manipulador es su cortedad de visión, su falta de verdadera inteligencia que confunde con astucia. Su desprecio por la subjetividad de los demás es su propia trampa. La conciencia del ser humano no es pasiva, sino que es una estructura evolutiva intencional que tiende cada vez a una mayor libertad. Todo retraso de tal proceso de liberación creciente es sólo provisorio. De manera que la manipulación y todo aquello que vaya en dirección contraria no puede sino tener vida corta y un éxito provisorio. Quien va contra la evolución de las cosas, va contra sí mismo. Así el manipulador se convierte, por su propia intención, en la primera y la última víctima de su manipulación.

Fernando A. García. Buenos Aires, 10 de agosto de 2010.

Charla en el local Rebelión Humanista (La Comunidad para el Desarrollo Humano), Frías 262, Buenos Aires, el 14 de agosto de 2010.


15 ago. 2010

Objetivo Irán: Un experto pronostica un holocausto nuclear

"Pressenza International Press Agency"
 
En dos informes publicados en el sitio Global Research, el analista geopolítico Michel Chossudovsky, afirma que EEUU y sus aliados se están preparando para una guerra nuclear contra Irán con consecuencias devastadoras. Nuevos conceptos de organismos internacionales y de gobiernos occidentales sobre el uso de las armas nucleares permitirían llamarla "Una guerra humanitaria"
 

Ee0f45ddff6021e29dc670546c358b1f276618ea.1280x960

 
 
A un botón de un desastre nuclear de consecuencias imprevisibles
 
PressenzaOttawa, 8/14/10 Informe IAR Noticias
 

Según el experto, profesor (emérito) de Economía de la Universidad de Ottawa y director del Centro para la Investigación sobre la Globalización (CRG), un plan operativo para realizar "ataques convencionales y nucleares integrados" contra Irán ha estado en un "estado de disponibilidad" desde junio de 2005.

Todas las garantías de la era de la Guerra Fría, que categorizaban a la bomba nuclear como "un arma de último recurso" han sido dejadas de lado, y las acciones militares "ofensivas" utilizando ojivas nucleares son descritas ahora como actos de "autodefensa", señala Chossudovsky.

La comunidad internacional ha aprobado la guerra nuclear en nombre de la paz mundial. "Hacer el mundo más seguro" es la justificación para iniciar una operación militar que potencialmente podría resultar en un holocausto nuclear, continúa.

Mientras se puede conceptualizar la pérdida de la vida y la destrucción que resultan de las guerras actuales, incluyendo Iraq y Afganistán, es imposible comprender la devastación que puede resultar de una Tercera Guerra Mundial, usando "nuevas tecnologías" y armas avanzadas, hasta que ocurra y se haga una completa realidad.

Las realidades -continúa el especialista- se vuelven del revés. En una lógica retorcida, la "guerra humanitaria" es aquélla en que se utilizan armas nucleares tácticas, que son "inofensivas para la población civil circundante" de acuerdo con "la opinión científica experta". Esto se defiende como que son los medios para proteger a Israel y al mundo occidental de un ataque nuclear.

Las mini-bombas nucleares estadounidenses, con una capacidad explosiva hasta seis veces mayor que la bomba de Hiroshima, son defendidas por la opinión científica autorizada como bombas humanitarias, mientras que las armas nucleares inexistentes de Irán se etiquetan como una amenaza incontestable para la seguridad mundial.

Para Chossudovsky, cuando los EE.UU. promocionan una guerra nuclear como un "instrumento de la paz", condonado y aceptado por las instituciones del mundo y las más altas autoridades, incluyendo las Naciones Unidas, no hay vuelta atrás: la sociedad humana se ha precipitado indefectiblemente al sendero de la autodestrucción.

Estamos -afirma el experto- en una encrucijada peligrosa: las reglas y las pautas que gobiernan el uso de las armas nucleares se han "liberalizado" (es decir, "desregulado" en relación con aquéllas impuestas durante la era de Guerra Fría). La nueva doctrina dice que el comando, el control, y la coordinación (CCC) respecto al uso de armas nucleares deben ser "flexibles", permitiendo que comandancias de combate localizadas decidan sí hace uso y cuándo de armas nucleares: las comandancias de combate desplazadas "estarían a cargo del escenario de operaciones nucleares (TNO), con capacidad no sólo de cumplimiento sino también para formular las decisiones de comando en relación con armas nucleares" (doctrina para la doctrina de operaciones nucleares conjunta).

Hemos llegado -añade- a un punto decisivo en nuestra historia. Es completamente esencial que la gente a través de la región, a escala nacional e internacionalmente, comprenda la gravedad de la situación actual y actúe contra sus gobiernos enérgicamente para invertir la marea de la guerra.

Según Chossudovsky, todas las garantías de la era de Guerra Fría, que categorizó la bomba nuclear como "un arma del último recurso", se han descartado. Acciones militares "ofensivas" con uso de armas nucleares se describen como actos de "defensa propia" ahora.
La diferencia entre armas nucleares tácticas y el arsenal de campo de batalla convencional se ha difuminado. La nueva doctrina nuclear de Estados Unidos está basada en "una mezcla de capacidades de ataque". La última, que es aplicable al bombardeo aéreo planeado específicamente para Irán por el Pentágono, prevé el uso de armas nucleares en combinación con armas convencionales.

Como en el caso de la primera bomba atómica, que en palabras de presidente Harry Truman "Se dejó caer sobre una base militar en Hiroshima", las "mini-bombas nucleares" de hoy se anuncian como "seguras para la población civil circundante".

Conocida oficialmente en Washington como "Publicación conjunta 3-12", la nueva doctrina nuclear (doctrina para las operaciones nucleares conjuntas, (DJNO) (marzo2005)) exige "integrar los ataques convencionales y nucleares" bajo un unificado e "integrado" comando de control (C2).

De acuerdo con Chossudovsky, esto describe la dirección de la planificación de guerra y el proceso de toma de decisiones en gran parte, donde los objetivos militares y estratégicos se consiguen, a través de unas mezclas de instrumentos, con poca preocupación por la pérdida de vidas humanas.

Los planes militares se centran en "el empleo de la fuerza más eficiente", -es decir, un concierto óptimo de sistemaas de armas diferentes para lograr los objetivos militares marcados.
En este contexto -sigue el experto- las armas nucleares y convencionales se consideran "parte de la caja de herramientas", en la que los comandantes pueden escoger y usar los instrumentos que requieran de conformidad con las "circunstancias en evolución" en el escenario de guerra. (Ninguna de estas armas de la "caja de herramientas" del Pentágono, incluyendo bombas de penetración de búnker convencionales, bombas de racimo, mini-armas nucleares, armas químicas y biológicas se describen como "armas de la destrucción masiva" cuando las usan los Estados Unidos de América y sus aliados).

La nueva doctrina nuclear vuelve los conceptos y las realidades del revés, afirma el experto. No sólo niega los impactos devastadores de las armas nucleares, dice, claramente, que las armas nucleares son "seguras" y su uso en el campo de batalla asegura "garantía de daño mínimo y reducción de la probabilidad de escalada". El asunto de la lluvia radiactiva apenas se reconoce con respecto a las armas nucleares tácticas.

Esta variedad de principios que describe las armas nucleares como "seguras para los civiles" constituye un consenso dentro de los ejércitos y se introduce en los manuales militares, proveyendo los criterios de "luz verde" relevantes a comandantes desplazados en el escenario de guerra. Las acciones "defensivas" y "ofensivas".
La doctrina para las operaciones nucleares conjuntas va un paso más allá nublando la diferencia entre movimientos militares "defensivos" y "ofensivos":

Mientras, la evaluación de postura nuclear 2001 expone el escenario para el uso preventivo de armas nucleares en el Medio Oriente, específicamente contra Irán (ver también el documento principal de PNAC "Reconstruyendo las defensas de América, estrategia, fuerzas y recursos para el nuevo siglo").

De acuerdo con Chossudovsky, El pretexto para librar una guerra contra Irán, en esencia, se basa en dos premisas fundamentales que forman parte de la doctrina nacional de seguridad de la administración Bush.

  1. Presunta posesión por parte de Irán de "armas de destrucción masiva" (ADM), más específicamente su programa de enriquecimiento nuclear.

  2. Presunto apoyo de Irán a "terroristas islámicos".

Se trata de dos declaraciones relacionadas entre sí que forman parte integrante de la campaña de propaganda y medios de desinformación, puntualiza.

Para Chossudovsky, el status "armas de destrucción masiva (ADM)" se usa para justificar la "guerra preventiva" contra Estados patrocinadores del terror es decir, países como Irán y Corea del Norte de quienes se alega que supuestamente poseen armas de destrucción masiva. Irán es identificado como un Estado patrocinador de las llamadas "Organizaciones Terroristas no Estatales". Este último también posee armas de destrucción masiva y pueden constituir una amenaza nuclear. Las organizaciones terroristas no estatales se presentan como una "potencia nuclear".


El plan de los bombardeos aéreos a Irán -según el experto- empezó a mediados de 2004, de conformidad con la formulación CONPLAN 8022 a principios de 2004. En mayo de 2004, se hizo pública la directiva presidencial de seguridad nacional NSPD 35 que daba derecho a la autorización de despliegue de armas nucleares.

 

En todo este escenario -cita Chossudovsky- Israel posee 100-200 cabezas nucleares estratégicas. En 2003, Washington y Tel Aviv confirmaron que estaban colaborando en "el despliegue de misiles de crucero Harpoon armados con cabezas nucleares proporcionados por los EE.UU. en los submarinos de de la flota de Israel clase delfín" (El observador, 12 octubre de 2003). En los desarrollos más recientes, que coinciden con los preparativos de los ataques a Irán, Israel ha comunicado la adquisición de dos nuevos submarinos nucleares producidos por Alemania "Éstos pueden lanzar misiles de crucero armados con cabezas nucleares como factor disuasivo de un "segundo ataque". (Newsweek, 13 febrero de 2006. Vea también CDI Data Base).


Montado sobre bombas teledirigidas por satélite, las BLU-109 pueden ser disparadas por los reactores F-15 o F-16 de fabricación estadounidense del arsenal de Israel. Este año Israel recibió el primero de los envíos de 102 F-16 de largo alcance de Washington, su aliado principal. "Israel muy probablemente fabrica sus propios penetradores de búnker, pero no son tan robustos como los BLU de 2.000 libras (910 kg)", dijo a Reuters Robert Hewson, editor de Jane's Air-Launched Weapons (Reuters, 21 septiembre de 2004). Los EE.UU. por su parte -continúa el experto- han suministrado unas 480 bombas termonucleares B61 a cinco países de la OTAN no nucleares, tales como Bélgica, Alemania, Italia, Países Bajos y Turquía, así como un país nuclear, el Reino Unido. Casualmente ignoradas por la base de Viena UN Nuclear Watch, los EE.UU. han contribuido activamente a la proliferación de armas nucleares en Europa Occidental.

 

En consonancia con la política nuclear de EE.UU., el almacenamiento y el despliegue de las bombas B61 en Europa occidental están destinadas a objetivos en el Oriente Medio. Además, de acuerdo con "planes de ataque de la OTAN", estas bombas termonucleares B61 revienta-búnkeres (almacenadas por los "Estados no nucleares") podrían ponerse en marcha "contra objetivos en Rusia o países en el Medio Oriente como Siria e Irán" (citado en el Consejo Nacional de Defensa de los Recursos, las armas nucleares en Europa, febrero de 2005).


En opinión de Chossudovsky, los ataques aéreos planeados por el Pentágono sobre Irán incluyen "escenarios" tanto con armas nucleares como convencionales. Si bien esto no implica el uso de armas nucleares, el peligro potencial de un holocausto nuclear en Oriente Medio debe, sin embargo, tomarse en serio. Debe convertirse en un punto focal del movimiento contra la guerra, particularmente en los Estados Unidos, Europa occidental, Israel y Turquía.

 

También se comprendería que China y Rusia, que son (extraoficialmente) aliados de Irán, le proporcionasen equipos militares avanzados y un sofisticado sistema de defensa antimisiles. Es poco probable que China y Rusia asumieran una posición pasiva en caso de que los bombardeos aéreos se llevaran a cabo, añade el experto.

 

Fuente: IAR Noticias


8 ago. 2010

65 ANIVERSARIO DE LA BOMBA ATÓMICA DE HIROSHIMA y NAGASAKI

Por un mundo sin armas nucleares

Mundo sin Guerras y sin Violencia  organiza el  viernes 6 de Agosto, la conmemoración del  65 aniversario de la bomba atómica que Estados Unidos lanzó sobre Hiroshima y unos días después , el  9 de Agosto, sobre Nagasaki.

    Para recordar este día, hemos  creado una grulla de 3 metros, este pájaro  símbolo de la Paz en Japón, nos recuerda la historia de una niña afectada de leucemia  por la bomba atómica y su deseo de vivir.  Para ello puso un deseo en marcha: hacer mil grullas de papel. Ella murió cuando había hecho 644; sus amigos completaron las mil grullas y esta iniciativa se extendió por distintos lugares del mundo hasta hoy, en donde millares de personas este día hacen las grullas de la Paz, con el mismo deseo, vivir en un mundo en  PAZ.

    Con la Colaboración de la Concejalía de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de A Coruña en este acto, también  participan los niños de los campamentos de verano, en donde se expondrán sus dibujos y sus mensajes de Paz al lado de la grulla de 3 metros hecha para esta ocasión.

    El acto tendrá lugar este viernes a partir de las 18 h en la Plaza de Lugo.

    Hoy en día existen en el mundo más de 30.000 cabezas nucleares, capaces de volar el planeta 25 veces.  Aquello que sucedió hace 65 años en Hiroshima y Nagasaki, hoy en día se puede repetir.

    En la historia de la humanidad, la guerra siempre ha estado presente. Este drama es cada día más  devastador pues los avances tecnológicos permiten a los violentos producir artefactos cada vez más destructivos. Hoy la amenaza nuclear pone a la humanidad al borde del abismo.

    Las guerras y el armamentismo inciden negativamente en la economía de los pueblos al absorber presupuestos que deberían ir a educación, sanidad, cultura y a mejorar la vida. Sin embargo, la influencia que la industria armamentista tiene sobre los gobiernos y la sociedad hace que los países productores de armas presionen para mantener los conflictos y así consumir, utilizar y experimentar con sus armamentos a la vez que disfrazan su codicia con teorías sobre lo inevitable, necesario o incluso lo bonancible de los conflictos armados para sus economías.

    En los comienzos del tercer milenio, lejos de apaciguarse, los conflictos en diferentes campos (económicos, étnicos o religiosos) tienden a incrementarse. Lo mismo sucede con el terrorismo. A su vez, y muy ligado al modelo que se propone, la violencia en la sociedad civil aumenta llegando a extremos inimaginables años atrás. Si no hay un cambio de dirección, el futuro traerá confrontaciones cada vez más violentas en distintos campos y en todas las latitudes.

    Esta más que demostrado que el hambre en el mundo podría resolverse con el 10% de lo que se gasta en armamentos. ¿Podemos imaginar si se destinara el 30 o el 50%, para mejorar la vida de la gente en vez de aplicarlo en destrucción?

    Después de siglos de violencia, es difícil imaginar la paz. Sin embargo, ¿por qué no trabajar en esta dirección intencionando cambiar el rumbo de la historia, construyendo un verdadero futuro de paz y no-violencia?

    Consideramos que esa es nuestra  responsabilidad como seres humanos.  Definirse contra la guerra tiene sentido, es ético, coherente y urgente, dado el camino que están tomando los acontecimientos.

Mundo sin Guerras y sin Violencia

www.mundosinguerras.es

www.mundosinguerras.org

 


2 ago. 2010

Crisis, gasto militar y desarme


TRIBUNA: FEDERICO MAYOR ZARAGOZA

Todo hacía esperar que, al término de la guerra fría, finalizada la carrera armamentística entre las superpotencias, pudieran reducirse los gastos militares e invertir los "dividendos de la paz" en cooperación internacional y promoción de desarrollo global sostenible.

No fue así: de nuevo los países más poderosos de la tierra crearon las condiciones necesarias para seguir incrementando las inversiones en armas y tecnología militar. Para fabricar armas... hay que fabricar enemigos. En los últimos años ha tenido lugar -en contra de lo que era de esperar como reacción al disparate de la invasión de Irak- una remilitarización generalizada. La nueva fase de la instalación de bases estadounidenses en Colombia -"para hacer frente a las amenazas no solo del narcoterrorismo sino de Gobiernos anti-Estados Unidos"- ha servido de pretexto a procesos de rearme ya en curso en toda América Latina. En Venezuela el presidente Chávez ha anunciado la compra de misiles rusos "que no fallan" (4.400 millones de dólares entre 2005 y 2007). Perú, Ecuador y Bolivia se han lanzado a la compra de armamento. Brasil ha adquirido a Francia 8.500 millones de euros en helicópteros de combate, 36 aviones Rafale y transferencia de tecnología para la construcción conjunta de submarinos.

Por si fuera poco, Francia aprobó en julio de 2009 un programa para los años 2009-2014 por un importe total de 180.000 millones de euros con incrementos posteriores hasta alcanzar los 337.000 millones. El gasto militar francés se sitúa detrás del educativo y del pago de la deuda. El Pentágono concluyó en 2009 un acuerdo de venta de aviones de combate a Irak por 6.300 millones de euros. Entre 2010 y 2014, India tiene previsto adquirir a Estados Unidos 30.000 millones de dólares en armas, para "modernizar" sus fuerzas armadas.

El gasto militar mundial, según el Informe del Instituto Internacional de Estudios por la Paz de Estocolmo (SIPRI) publicado este mes de junio, aumentó el 5,9% en 2009, alcanzando la cifra sin precedentes de 1.531.000 millones de dólares (más de 4.194 millones al día). Los 10 primeros países en gasto militar, por orden son: Estados Unidos 661.000 millones; China, 100; Francia, 63,9; Reino Unido, 58,3; Rusia, 53,3; Japón, 51; Alemania, 45,6; Arabia Saudí, 41,3; India, 36,3 e Italia, 35,8. Por lo que respecta a crecimiento del gasto, para el periodo 1999-2008, China encabeza la lista con un 194% seguida por Rusia (173%) y Arabia Saudí (81%). La media mundial es del 44,7%. El incremento de España es del 37,7%.

Un aspecto especialmente relevante es el desarme nuclear. El Consejo de Seguridad de las Naciones de Unidas aprobó el 24 de septiembre de 2009, por unanimidad, la resolución propuesta porel presidente Obama para atajar la proliferación nuclear. Por otra parte, EE UU y Rusia firmaron en abril de 2010 una importante reducción de arsenales. El nuevo Tratado establece que en un periodo de 10 años ambas partes reducirán el número de cabezas nucleares desplegadas a 1.550, un 30% menos del número acordado en la última ocasión. La reducción que ahora se ha propuesto constituye, por tanto, un paso importante, pero insuficiente y demasiado prudente, como quedó claro en la conferencia de revisión del Tratado de No Proliferación Nuclear de mayo de 2010.

El presidente Obama ha declarado que el uso de las armas nucleares, mientras existan, deberá limitarse a "casos extremos". Poder nuclear, "arcano máximo del poder", ha escrito recientemente Lluís Bassets. ¿Se eliminará del todo rápidamente? Quizás no. Pero hay que intentar que quede reducida al máximo esta permanente amenaza para la humanidad. Poder nuclear y poder en el espacio... cuando resulta ahora que lo apremiante es ocuparse de la Tierra.

No debe olvidarse nunca a China, en la presente situación, que está desplazando tantas cuestiones estratégicas desde el Mediterráneo al Atlántico y hacia el Pacífico. En la celebración de su 60º aniversario exhibió un extraordinario poderío militar: misiles nucleares, aviones, cohetes...

Todo lo que acabamos de describir demuestra que la ONU es ahora más necesaria que nunca. El G-20 ha sido un "invento" ineficaz, fruto del tardo neoliberalismo y de las presiones de las potencias emergentes, que no puede asumir la gobernación mundial, ni tan siquiera desde un punto de vista estrictamente financiero, al carecer de formalidad institucional y democrática. El presidente Lula ha puesto de manifiesto: "no podemos admitir países armados hasta los dientes y otros desarmados. Tenemos que dialogar con Irán. El único límite a la posición de Brasil es el respeto a las Resoluciones de la ONU, que mi país cumplirá". A ver si cunde el ejemplo.

En España, el gasto militar, aunque sufrió dos descensos consecutivos en los presupuestos de 2009 y 2010, ha experimentado un crecimiento espectacular en los últimos años. Hace un mes, EL PAÍS informaba de que las cifras oficiales presentadas por el Gobierno representan una venta de material de defensa por valor de 1.346 millones de euros. Una cifra récord que, respecto a 2008, supone un incremento del 44,1%.

Es importante destacar que el presidente Obama ha aprobado una nueva estrategia de seguridad nacional, que descarta el "ataque anticipatorio" de Bush y Cheney y favorece las alianzas internacionales. Incluye la reconciliación con Rusia y la revitalización de la ONU. Al impulsar la nueva estrategia de las prioridades del Pentágono, Obama ha sido muy explícito: "... hemos de optar entre inversiones destinadas a mantener la seguridad del pueblo norteamericano y las destinadas a enriquecer a una compañía fabricante o a un gran contratista". Otro ejemplo y razonamiento que deberían generalizarse.

Estas medidas podrían ser el inicio de cambios que evitaran las lesivas incoherencias actuales. Las múltiples crisis que padecemos son fruto de un modelo económico y financiero que sustituyó los principios democráticos de justicia, igualdad y solidaridad por simples leyes del mercado. Las consecuencias están a la vista: centenares de millones de personas pasan hambre -más de 70.000 mueren diariamente en un genocidio de desamparo y olvido que constituye una auténtica vergüenza colectiva- al tiempo que se invierten más de 4.000 millones de dólares cada día en gastos militares y de armamento. El neoliberalismo de la especulación sigue, después de su "rescate" con fondos públicos, dirigiendo el mundo a través del grupo plutocrático G-20, de tal forma que se está debilitando gravemente el poder político a escala mundial. Centenares de millones de personas no tiene acceso al agua potable o un sistema mínimo de salud. Centenares de miles de personas han perdido la vida en conflictos armados. Alguno de ellos, como el de Oriente Próximo, requieren que, de una vez, Europa y Estados Unidos promuevan la creación inmediata del Estado de Palestina y aseguren que los extremistas de ambos lados no entorpezcan la convivencia y buena vecindad.

La reducción de los déficits tiene que ir acompañada ineludiblemente de la desaparición de los paraísos fiscales, de la regulación de los tráficos ilegales a escala supranacional y del recorte profundo en los gastos militares, abandonando de una vez el perverso adagio de "si quieres la paz prepara la guerra" sustituyéndolo por "si quieres la paz ayuda a construirla con tu comportamiento cotidiano".

Esta construcción es incompatible con el incremento permanente de los medios de destrucción. Es improcedente reducir las inversiones en desarrollo, salud, educación, etcétera y permitir a la vez gastos militares desproporcionados, sobre todo cuando, en buena medida, el material militar que nos vemos forzados a adquirir es propio de confrontaciones pretéritas.

Con los datos que se incluyen más arriba, tanto a escala mundial como europea y española, creemos que las medidas de ajuste presentadas -y las que se preparen para el futuro- deberían incluir una revisión profunda del gasto militar, disminuyendo particularmente los fondos destinados a armas de incierta utilización o en el contexto de grandes alianzas.

Un nuevo concepto de seguridad debería proponerse desde Europa al mundo entero, de tal manera que en la ONU existiera un Consejo de Seguridad territorial, pero también económica y social, medioambiental, ante catástrofes naturales o provocadas... Sería el principio de los cambios radicales que hoy reclama la sociedad. Hasta ahora, la sociedad carecía de posibilidades de participación no presencial en los asuntos públicos. Hoy empieza a ser consciente del enorme poder ciudadano que le confiere la nueva tecnología de la comunicación. A partir de ahora, la gobernación mundial será progresivamente democrática porque no tendrá más remedio que contar progresivamente con la mayoría de los habitantes de la Tierra.

Firman este artículo Federico Mayor Zaragoza, presidente de la Fundación Cultura de Paz; Jordi Armadans, director de la Fundación por la Paz; Alfons Banda, presidente de la Fundación por la Paz; Vicenç Fisas, director de la Escuela de Cultura de Paz de la UAB; Rafael Grasa, presidente del Instituto Catalán Internacional por la Paz (ICIP); Manuel Manonelles, director de UBUNTU y de la Fundación Cultura de Paz Barcelona; Manuela Mesa, presidenta de la Asociación Española de Investigación para la Paz (AIPAZ), y Arcadi Oliveres, presidente de Justicia i Paz.