8 jun. 2011

Expertos de todo el mundo debaten en Moscú el futuro de la energía nuclear


Más de mil expertos de todo el mundo debaten en Moscú el futuro de la energía nuclear  
Alejandro San Martín, enviado especial

En un año donde el tema de la energía atómica está en el centro de la polémica, tras los problemas en la central japonesa de Fukushima, se inauguró en la capital rusa la versión 2011 de la ATOMEXPO, la muestra más grande que se realiza en el mundo.

En el centro de exposiciones de "Manezh", a metros de la plaza roja de Moscú y a espaldas del Kremlin, están reunidos 1.200 delegados de 47 países que utilizan este tipo de energía, con el objetivo de analizar el futuro de la generación atómica.

"Esta reunión es sumamente importante debido a la crisis económica que atraviesa el mundo y a la lección de Fukushima", dijo en el discurso inaugural el director general de Rosaton, la principal compañía estatal rusa en el tema de la energía nuclear, Serguei Kirienco.

El funcionario aseguró que su gobierno "cree que en la próxima década, la energía atómica es y tiene que ser muy importante", aunque precisó que para que esto suceda "habrá que hacer cambios, principalmente en la legislación internacional".

"Esta fue una iniciativa propuesta por el presidente Dimitri Medvedev ante el Grupo de los 8, quien además pidió que se realice una conferencia mundial donde se discuta un desarrollo nuclear positivo", agregó.

Ante representantes de diferentes compañías, funcionarios públicos internacionales y representantes de la comunidad científica, Kirienco aseguró que el nuevo camino para el futuro no es sólo la generación de energía, "sino también su utilización para el transporte, para la medicina y otros muchos rubros".

"En esta exposición lo principal es hablar del uso pacífico que se tiene que hacer de la energía nuclear, y elevar un mensaje de que la energía nuclear es y tiene que ser segura", concluyó.

Mientras transcurría la ceremonia de apertura, y en un salón contiguo donde se trataba el tema de la seguridad a partir de la catástrofe de Fukushima, el moderador de la mesa, un representante del director general de Rosenergoatom, Vladimir Asmolov, anunció que el presidente del Japan Atomic Industry Forum, Takuya Hattori, había entregado información relevante sobre Fukushima a los organizadores de la ATOMEXPO.

Por su parte, el consejero ejecutivo del EPR Model (un reactor nuclear de fuerte resistencia), Alain Calamand, dijo que en Francia y otros países se están realizando informes sobre lo que podría suceder en sus centrales si sucediera lo de Fukushima, y cuánto tiempo dispondrían para evitar un daño mayor.

En tanto, Kirill Kamarov, asistente del director general de Rosaton en el área de desarrollo y negocios internacionales, habló sobre el sistema de seguridad que están utilizando los rusos para la construcción de centrales nucleares en el exterior.

En tal sentido, destacó la que se estaba erigiendo en Turquía y una próxima a construirse en Bulgaria, donde se utilizará el denominado sistema 3 Plus.

"Se trata de un sistema de seguridad activo y pasivo, es decir, que si sucede algún inconveniente mayor la gente pueda salir de la planta y la seguridad sea monitoreada por la propia central, sin necesidad de la mano del hombre", precisó.

Kamarov señaló que a partir de ahora, el sistema de seguridad se llevará el 70 por ciento del gasto total de una central construida con el sistema 3 Plus.

"Este sistema ya fue aprobado por la Unión Europea y debo decir que es tan seguro, que una central puede soportar que le caiga encima un avión y hasta la fuerza de un terremoto, sin que sufra consecuencias", ejemplificó.

En las tres jornadas que durará la ATOMEXPO 2011, será posible también sondear hasta qué punto puede afectar la decisión de la canciller alemana, Angela Merkel, de declarar el apagón nuclear para el 2022, medida que fue seguida por otro país europeo: Suiza.
Click aquí para ver el texto en Telam