4 nov. 2011

El 11 de noviembre 2011, tómate 11" para imaginar el mejor futuro posible


En 2011 hemos dado un gran paso hacia un mundo mejor. Millones de personas, en cientos de ciudades de todo el mundo se están uniendo para decir no a este sistema violento y brutal que explota la dignidad humana y crea un mundo lleno de guerras, hambre, y pobreza y violencia generalizadas. El 15 de octubre, conjuntos de gente en 951 ciudades se encontraron en simultáneo bajo el paraguas de la no violencia, y este fue el primer paso hacia la creación de un nuevo mundo.

El siguiente paso es que la gente comience a conectarse con lo mejor de sí mismos, evitando los especuladores violentos del sistema, elevando nuestro nivel, y todos juntos IMAGINANDO el mundo que queremos crear.

Este movimiento social que se forma en todo el mundo es como ningún otro en la historia, ya que presta atención simultánea al individuo y la sociedad en su conjunto. Aunque el fin del sistema financiero y sus métodos es nuestro objetivo número uno, está claro que vamos mucho más allá, ya que estamos sólo empezando a comprender el poder del 99% de las personas.

Si nosotros, el 99% de las personas, no toleramos más el abuso de nuestras vidas significa que estamos dispuestos a imaginar algo mejor. No se puede crear lo que no se ha visto con la imaginación. Esto nos prepara para dejar de colaborar con el sistema que hoy reina sobre nosotros para empezar a construir el futuro con nuestras propias manos.

La evolución pasa por la ruta llamada "imaginación". No hace muchos siglos el fin de la esclavitud habría aparecido como una utopía para un gran número de personas, hasta el momento en que alguien se atrevió a imaginarlo. Como dijo Albert Einstein: "La imaginación es el anticipo de las próximas atracciones de la vida."
Hoy, más fuertemente sabia que nunca, la gente está dispuesta a dar un paso adelante hacia una sociedad verdaderamente humana y poner fin a la prehistoria en la que vivimos.

El 11/11/11, una fecha simbólica en el calendario, hemos decidido llegar a todo el mundo una vez más en las plazas y las calles. Esta vez nos disponemos a compartir una experiencia común, una experiencia que puede abrir la puerta hacia el futuro.

Este texto podría ser útil para avanzar en esta dirección y es oportuno para utilizar en esa fecha. Está inspirado en las ceremonias de experiencia del Mensaje de Silo:

La experiencia del 11.11.11

Estamos aquí el día 11 de noviembre, 2011-11.11.11. En varias partes del planeta y ahora queremos concentrar nuestras mentes en el mejor mundo en el que queremos vivir: en un mundo sin violencia, sin injusticia y sin discriminación, un mundo en donde cada ser humano tiene derecho a vivir una vida digna.

Construimos nuestras vidas en millones de segundos, pero a veces solo 11 segundos son suficientes para cambiar su dirección. Esta es una experiencia para  tratar de ponernos en contacto con lo mejor de nosotros mismos y de los demás.

Reunámonos cerca unos de otros. Los que así lo deseen pueden cerrar los ojos. Vamos a sentir un momento de contacto profundo con nosotros mismos, siguiendo lo que va a ser leído.

Siento que mi cuerpo está tranquilo, mi mente quieta y mi corazón en paz ...

Recuerdo momentos de mi vida en los que sentía que el futuro estaba abierto ...

Evoco una sensación de esperanza y liberación profunda y verdadera que, brotando de mi pecho, invade mi cuerpo, mi corazón y mi mente ...

Siento que mi pecho y mi corazón son una puerta abierta al mundo ...

Siento el despertar de mi fuerza interior y mis mejores aspiraciones ...

Durante 11 segundos reflexiono sobre la situación del mundo que permitirá a todos los seres humanos compartir este sentimiento de paz que todos sentimos ahora ...

Entonces tomo este momento para sentir el valor y la importancia de lo que puedo hacer con mi vida en esta dirección ...

Esto ha sido bueno para nosotros e inspirador para nuestras vidas. Saludamos a todos aquellos que comparten esta sensación de bienestar que estamos proyectando hacia el mundo y que se refuerza con el bienestar proyectado por personas en todas las latitudes que están compartiendo este momento con nosotros.