20 abr. 2011

En la lotería nuclear hay 6 mil millones de personas jugando y miles de ellas van a perder


Estado actual de la central de Chernobyl
Mark Ozanne
A una semana del 25avo aniversario de Chernobyl, "Mundo sin Guerras" ha publicado por primera vez su posición oficial en este campo. Calma por el fin de la energía nuclear y considera delito el de los ejecutivos de TEPCO así como el de los miembros del Gobierno Japonés por su responsabilidad en la negligencia criminal.
Pressenza Kraków, 4/18/11 Mundo sin Guerras y sin Violencia, organización humanista dedicada a luchar entre otros temas contra las armas nucleares, hoy se manifiesta en contra de la energía nuclear, citando el desastre de Fukushima como una de las muchas razones por las que consideran urgente establecer planes que contemplen un período de 10 años para desactivar el total de 442 plantas operativas actualmente en el planeta, reemplazándolas velozmente por el desarrollo de fuentes de energías renovables que no produzcan emisiones de carbono, financiadas por la reducción del gasto militar.
A una semana del 25avo aniversario de Chernobyl, Mundo sin Guerras ha dado a conocer por primera vez su posición oficial en este campo.
“Nuestro primario ha sido, y siempre será, el tema de las guerras y la violencia, especialmente la erradicación de las armas nucleares contra el uso de las cuales intentamos crear el máximo de conciencia durante la Marcha Mundial por la Paz y la Noviolencia durante el año 2009,” dijo Tony Robinson, portavoz internacional de la organización, “pero sentimos que no podemos permanecer en silencio respecto del asunto de la energía nuclear cuando comenzó el desastre de Fukushima en simultaniedad a nuestro encuentro del Equipo Coordinador Mundial que tuvo lugar en Madrid el 11 de Marzo recién pasado.”
“Ha sido increible investigar el tema de la energía nuclear y ver el tremendo escándalo que existe detrás de la fachada que pinta la Industria Nuclear.”
“Nos encontramos con que en 1959, la OMS firmó un acuerdo con la OIEA con el interés de que la OMS no emitiera ningún informe sobre los efectos de la radiación en la salud humana sin que hubiese sido previamente acordado con la OIEA. Es como si se hubiese dejado a la Industria del Tabaco a acargo de la emisión de los informes sobre los efectos que tiene el hábito de fumar sobre la salud humana!”
“Así, si bien el resto del mundo académico estima que la incidencia de mortalidad de Chernobyl fue de entre decenas de miles a un millón de personas, los informes oficiales de las NU señalan una incidencia de 47, más unos pocos miles de casos más con cáncer a la tiroides que el gobierno de la URSS pudo haber prevenido con pastillas de yodo. Hemos visto que los informes oficiales de las NU sobre el desastre de Chernobyl no han considerado a ninguno de los cientos de estudios sobre los efectos en la salud del accidente de Chernobyl que fueron escritos en Ruso, Bieloruso y Ukraniano. Quiero decir, y seamos bien claros, que estamos hablando de las Naciones Unidas con todos los recursos de traducción a su disposición, descontando todos los 'papers' que no fueron escritos en Inglés! Es como mucho!”
También se pueden establecer comparaciones con el Protocolo de Montreal sobre Substancias que Dañan la Capa de Ozono. “La Industria Química peleó con dientes y muelas contra la firma del Protocolo de Montreal, constantemente incitando a la duda respecto de la ciencia aplicada a la investigación de dicho tema. Afortunadamente para la Capa de Ozono, perdió la Industria Química. El problema es que la Industria Nuclear es mucho más fuerte, y está apoyada por la Industria Militar que necesita de los reactores y el enriquecimiento del uranio para fabricar sus armas con el plutonio y el uranio.”
También destaca en la toma de posición que se ha dado a conocer el fraude económico de la energía nuclear. “La Industria Nuclear nos ha hecho creer que la energía nuclear es una energía barata, cuando claramente no lo es si se suman todos sus costos. Todo lo que usa la industria, los costos de instalación, los costos del uranio, del agua, los costos de seguridad y los de la deposición de los residuos son pagados por los impuestos y se los mantiene en secreto por parte de diferentes departamentos de los estados. Si todo ello fuera sumado y se agregara el costo de la electricidad que necesita la industria nuclear, simplemente no podría ser negocio. Todo negocio que no puede cubrir sus costos cierra – ese es el modo en que el mercado obliga a trabajar. Si hubiese sucedido en cualquier otra industria, las fuerzas del mercado habrían efectivamente terminado con este sector.”
El posicionamiento también intenta desenmascarar el segundo fraude del la industria nuclear que insiste en que se trata de energía limpia. “Evidentemente cuando las plantas están operativas no generan carbono, pero esa es sólo una parte de la ecuación de la limpieza. Tienes que considerar todos los componentes de la producción energética y la industria minera sin duda que no es una industria que no genere emisiones de carbono. Además, cómo se puede ignorar las toneladas de desechos nucleares generados en el proceso de fabricación de la energía? Y estas compañías no pueden disponer adecuadamente de los desechos nucleares, si no mira a Fukushima. Queremos creer que se trata de una industria limpia? No, ese mensaje ya no funciona.”
Un punto clave sobre la seguridad de la energía nuclear está basado en cuánta exposición a la radioactividad es aceptable. “Los efectos de la radioactividad son acumulativos y existe material radioactivo todo alrededor de nosotros en cantidades pequeñas. Es un 'sustrato' de radiación y todos los tenemos dentro. Incluso durmiendo en la cama cerca de tu pareja, te expones a minúsculas cantidades de radiación que proviene del otro! El daño causado por la radioactividad es acumulativo y mientras más material radioactivo pongamos en el medio ambiente, más daños se producirán fruto de la acumulación. Este daño se manifestará como cáncer, pero no sólo así. Los estudios hechos de quienes tuvieron que limpiar Chernobyl (más de 800.000 personas) demuestran que los índices de mortalidad y enfermedad fueron mucho mayores que los de otros grupos de personas.”
“Pero desde 1945, la actividad humana ha elevado constantemente el nivel de radiactividad en el medio ambiente, primero a través de pruebas de armas nucleares, y luego debido a desastres como los de Three Mile Island, Chernobyl y ahora Fukushima. Estamos literalmente jugando a la lotería con nuestra salud, y con la salud de todas las formas de vida existentes en el planeta. Pero esta lotería funciona al revés; en las loterías millones de personas compran un boleto y uno o dos ganan. En la lotería nuclear, hay 6 billones de personas jugando y miles de ellas van a perder, y estas personas estarán dispersas por todo el mundo (pese a que la mayoría corresponderá al Hemisferio Norte). Hoy en día no hay modo de relacionar el cáncer en Alemania con el desastre de Chernobyl. Lo único que se puede hacer es ver un incremento estadístico que aumenta con el tiempo. Esto también juega a favor de la Industria Nuclear que insiste en la necesidad de contar con un 100% de pruebas antes de establecer dicha relación y asumir su responsabilidad.”
“Por supuesto que se trata del mismo juego que la Industria del Tabaco jugó tan exitosamente durante décadas, negando la posibilidad de tener alguna responsabilidad en el cáncer.”
Todo esto ha llevado a Mundo sin Guerras a pronunciarse en contra de la Energía Nuclear, pero sólo de la energía nuclear producida en las plantas actuales. “La ciencia está buscando producir energía por medio de la fusión nuclear, opuesta al proceso de fisión usado hoy en día. La fusión permite que el Sol sea caliente. Mientras que la energía nuclear actual es incompatible con la necesidad humana de salud y seguridad, creemos que la ciencia debería seguir investigando la fusión para ver si se la podría implementar efectivamente y sin riesgos. Desafortunadamente, hasta hoy, las únicas reacciones de fusión exitosas que han producido más energía que la necesaria para comenzar con la reacción, han sido aquellas que tienen lugar en las armas nucleares. De modo que claramente cualquier desarrollo de fusión tendrá que tener conciencia respecto de la necesidad de no producir los elementos usados por las bombas.”
Finalmente, Mundo sin Guerras considera que los ejecutivos de TEPCO y los miembros del Gobierno Japonés deberían ser juzgados por el delito de negligencia criminal. “Quien quiera que hayan sido los idiotas que hayan considerado que era una buena idea construir reactores nucleares justamente en las zonas donde están ubicadas las fallas demostradas por los terremotos, y que lo hayan hecho sin la suficiente protección anti-tsunamis, realmente están en condiciones de ganar el premio a la negligencia criminal. Y ese premio debiera ser una temporada muy larga en prisión.”
El texto completo del posicionamiento puede encontrarse en: http://msgysv.blogspot.com/2011/04/posicion-de-mundo-sin-guerras-sobre-la.html