12 oct. 2011

España hace de escudo antimisiles de la otan

Mundo sin Guerras y sin Violencia expresa su más profundo rechazo a que España asuma ser el Escudo Antimisiles de la OTAN en la base naval de Rota, Cádiz.
Instalar el componente naval del escudo antimisiles en suelo español nos convierte en blanco de ataques y permite la militarización del espacio otorgando el control de recursos mundiales al eje OTAN en esta guerra económica que ignora el derecho a una vida digna y en paz de toda la humanidad.
La rapidez y sorpresa con que se ha hecho, junto a la escasa difusión mediática del proyecto y el ridículo intento de justificarlo con la creación de 1000 puestos de trabajo indirectos en la zona de influencia de la base, condenada a convertirse en la cantina de la US Navy, hacen sospechar que el proyecto es de alto riesgo. Esto, una vez más, ha dejado de lado la opinión y el debate entre los ciudadanos.
El pasado 5 de octubre Zapatero desveló, unilateralmente, a distancia y en un viaje imprevisto, la inminente instalación de la base naval del escudo antimisiles en suelo español, resultado de negociaciones secretas con EEUU y consentidas por Rajoy. Fue en una rueda de prensa realizada en la sede de OTAN en Bruselas, sin posibilidad de hacer preguntas, donde Zapatero anuncia que el proyecto será aprobado en inminente Consejo de Ministros mientras las cámaras se encuentran disueltas ante las elecciones estatales.
La base militar conjunta de Rota es estratégica en el control del Estrecho y todo el acceso al Mediterráneo. Las obras de ampliación y mejora de los muelles son fruto de acuerdos firmados en 1953 y 2001, esté último firmado por Aznar prevé incluir defensa antimisiles. Antes de 2013 Estados Unidos desplegará en Rota (Cádiz) cuatro destructores dotados con el sistema de combate Aegis (los primeros buques estadounidenses con base permanente en España), hasta 1.100 militares y 100 civiles formando el componente naval del escudo.
Denunciamos que el escudo antimisiles, lejos de ser un mero proyecto defensivo, supone la militarización del espacio por su capacidad de destruir satélites inhabilitando selectivamente sistemas de comunicaciones, transporte y predicciones meteorológicas a nivel mundial; en definitiva la toma de control de materias primas, influencia y poder.
Denunciamos que esta temeraria decisión, fruto de negociaciones secretas con EEUU y de la connivencia PPPSOE, contraría la voluntad del pueblo español expresada en el Referéndum de 1986 y que aceptó la inclusión de España en la OTAN solo bajo las condiciones de “reducción progresiva de la presencia militar de los Estados Unidos en España” y la no incorporación de nuestro país a “la estructura militar integrada”.
Alertamos de que el escudo antimisiles, lejos de garantizar la seguridad del territorio español y europeo:

-Nos hace blanco seguro de la lluvia de fragmentos radiactivos y bacteriológicos en que se convertirán losmisiles interceptados y derribados.
-Convierte a nuestro territorio en objetivo estratégico del ataque de grupos armados ya sean ejércitos oficiales o grupos terroristas.
-Exime a EEUU de ataques a la OTAN exportando posibles escenarios bélicos a zona Euro.
-Constituye una provocación directa a Rusia, único país que dispone de misiles de largo alcance ICBM (Misiles Balísticos Nucleares Intercontinentales).
-Nos condena a una escalada militar que incrementará las necesidades de las personas derivando los recursos a necesidades armamentísticas.
Nos enfrentamos a una política de hechos consumados en beneficio de la industria de armamento que garantizan la permanencia de España en el G20 y un puesto honorífico al presidente de gobierno saliente en INDRA, bancos u otras beneficiarias españolas del negocio de destrucción. Los 4 millones de euros que ingresan diariamente estas corporaciones españolas del negocio armamentístico contrastan fuertemente con los 26.000 millones de euros de deuda pública contraída por España en compra de armas. Deuda cuyo pago queda garantizado, reforma de la Constitución mediante, agravando el desmantelamiento de servicios públicos como la salud y la educación en todo el territorio Español.
Ya es hora que los pueblos expresemos nuestra firme decisión a alejarnos de los valores de violencia y destrucción en esta guerra económica en la que unos pocos se adueñan del mundo y los recursos despojándonos de derechos humanos y civiles. Los nuevos tiempos requieren de un cambio de conciencia y la exigencia de intención política suficiente para abandonar definitivamente el modelo económico de la destrucción y abocarnos a la búsqueda de escenarios compatibles con la vida digna de todas las personas y la globalización de los derechos humanos y civiles.
No existen falsas salidas, la mejor defensa anti-misiles es el cese de su fabricación.
España tiene que dejar de colaborar con la máquina de guerra y salir de la estructura OTAN, proponiendo un avance hacia un sistema de defensa integrado europeo que vaya reduciendo progresivamente el armamentismo y la tensión internacional. No es fabricando No es fabricando mas armas que llegara la paz.
Ana Isabel López
Equipo de Coordinación Estatal – MUNDO SIN GUERRAS Y SIN VIOLENCIA ESPAÑA.