12 feb. 2009

Europa no quiere guerra de las galaxias

República Checa y Polonia: caballos de Troya de los Estados Unidos para dividir Europa




¡Los ciudadanos europeos no queremos el escudo estelar, queremos las paz y la no violencia!


El proyecto del "Escudo Espacial", fuertemente querido por la administración Bush, prevé la instalación de un radar en la República Checa y de misiles interceptadores en Polonia.

Presentado como un sistema de defensa para la interceptación en vuelo de misiles balísticos lanzados hacia Europa y los EE.UU. por parte de Irán y otros "estados canalla", el escudo espacial, como también resulta de documentos oficiales del Pentágono, en realidad es un sistema de ataque que, en el caso de realizarse, garantizaría a los Estados Unidos el dominio global, salvaguardando sus inversiones en el mundo y garantizando el control de las fuentes energéticas más importantes del planeta.

Pero el primero y, quizás, el auténtico objetivo del escudo espacial es el de aislar a Rusia, contraponiéndola a Europa, con la que ha establecido fuertes relaciones comerciales en los últimos años. La realización del escudo frente a las fronteras rusas es una provocación que tiene el objetivo de suscitar la reacción de Moscú y la rotura de sus relaciones con Europa. Ya ha producido el relanzamiento de la carrera armamentista y el inicio de una nueva Guerra Fría, cuyas consecuencias podrían ser desastrosas. Además existe el riesgo de provocar una crisis económica aún más profunda que la actual, si llegasen a faltar el gas y el petróleo que Europa adquiere justo de Rusia.

Es por estas razones que el proyecto estadounidense ha provocado las reacciones negativas de muchos países europeos; hasta Berlusconi y Sarkozy, que por cierto no son pacifistas, han expresado serias reservas sobre la oportunidad de realizar el escudo espacial.


Las recientes declaraciones distensivas del Presidente Obama y la posibilidad que los rusos suspendan la instalación de los misiles tácticos del tipo 'Iskander' en el mismo enclave de Kaliningrad han atenuado las tensiones pero estos hechos, aunque alentadores, no garantizan todavía la renuncia a este peligroso proyecto.

Al respecto no se ha consultado ni a la Comisión europea, ni al Consejo de ministros de la Unión Europea, ni al Parlamento Europeo, ni a los aliados de la OTAN. El proyecto del Escudo Espacial únicamente se sostiene sobre los acuerdos bilaterales con la República Checa y Polonia, cuyos gobiernos actúan de "caballos de Troya" estadounidenses dentro de la UE, sin preocuparse de la voluntad de los ciudadanos (en la República Checa el 70% de la población es contraria a la instalación de la base radar).

No es por azar que, después del derrumbamiento del muro de Berlín, los Estados Unidos han abierto rápidamente las puertas de la OTAN a los países ex-socialistas. De este modo han podido formar a los líderes militares y políticos, de modo que estuvieran muy cercanos a sus intereses.
A principios del 2009 uno de estos "caballos de Troya", la República Checa, ha asumido la presidencia de la Unión Europea; justo por éste motivo llevaremos la protesta al seno del Parlamento Europeo y pediremos que se exprese sobre esta fundamental cuestión.

El 18 de febrero en Bruselas, con una delegación internacional de Europa for Peace, el portavoz europeo del Nuevo Humanismo, los representante checos del movimiento no violento contra las bases y una delegación de cuarenta alcaldes checos que se oponen a la construcción del radar, participará en un encuentro con algunos parlamentarios europeos sobre el problema del Escudo Espacial.

Simultáneamente habrá una manifestación de protesta frente al Parlamento Europeo, sustentada por manifestaciones y actos que se realizarán en muchas otras ciudades para exhortar al Parlamento Europeo que se oponga al escudo espacial y al relanzamiento de la carrera armamentista.

El 18 de febrero Europa se pone en marcha por la paz y la no violencia.

Los ciudadanos queremos una verdadera democracia, queremos dejar de ser "invisibles"

El 99% de la población no quiere la guerra

El 99% de la población quiere trabajo, educación y salud

¡Queremos un mundo de paz y de no violencia!


Te invitamos a unirte a este gran movimiento por la paz y la no violencia que quiere dejar de ser invisible y expresarse en la Marcha por la Paz y la No Violencia que recorrerá el mundo desde el 2 de octubre de 2009 hasta el 2 de enero de 2010.