18 mar. 2007

227 personas dimos nuestra señal por el desarme y la paz mundial


Hola amigos, pinchando este enlace se podrán ver album de fotos del acto del 17 de marzo en la plaza del Cristo de La Laguna:


Pinchando este enlace puedes ver el video en youtube: http://www.youtube.com/watch?v=cq9qpxNI8YA



En la fría y lluviosa noche del 17, gentes diversas y con fuerza, unimos nuestras mentes, cuerpos y corazones para formar un símbolo de paz viviente que dio señal al mundo de que no todo está perdido.

Mientras hayamos personas con una fuerte resolución por la paz y por conseguir que los poderosos escuchen la señal de los humildes y de los no violentos, estaremos diciendo claramente que ellos (los poderosos) no tienen asegurado el futuro.

Hubo mucha alegria a pesar del frio, gritos de ¡No a la Guerra¡ Fue facil organizarse y una vez encendidas las velas y teniendo de fondo una suave melodía del himno de la alegría leimos el comunicado.

Luego estuvimos todos callados formando el símbolo y disfrutando del momento. Cuando ya pensabamos acabar, unos niños insistieron en que todos dieramos una vuelta alrededor de la plaza y todos asi lo hicimos. Según iban llegando apagabamos las velas y tranquilamente se fueron retirando felicitándose y felicitándonos, porque nadie daba un duro porque esto saliera mínimamente bien. Nos fallo la grúa que nos llevaba el elevador para hacer las fotos y el vídeo desde lo alto, pero eso no fue inconveniente para obtener algunas fotos como estas que les mostramos.

En 67 ciudades más de todo el mundo se hicieron concentraciones de este tipo con la idea de que un millón de personas dijeran alto y claro su rechazo a la guerra y exhortando por el desarme nuclear ahora.

Durante el acto se leyó un comunicado que resumidamente venía a decir:

El 20 de Marzo del 2007 habrán pasado cuatro años desde la invasión a Irak. Ese aniversario nefasto nos encuentra presenciando escandalizados el aumento, ya sin control, del poderío armamentista y el gasto militar en el mundo. Las naciones poderosas de la Tierra han sido soberbias, mezquinas e incapaces de conducir los destinos de la humanidad hacia la Paz y la Justicia.

Por eso hoy, en distintos puntos del planeta, la gente sencilla se reúne para presionar, exigir y obligar a quienes gobiernan esas naciones, a cambiar el rumbo destructivo que han impuesto a los acontecimientos.

Por eso tenemos que hacernos escuchar por los líderes religiosos, políticos, científicos y empresariales, hasta que se logre:

  • El retiro de las tropas desde aquellos países que han sido invadidos por Estados Unidos y por cualquier otro invasor, se trate de China, Rusia o Israel.
  • El desarme nuclear total, como única salida posible.
  • La reducción progresiva y proporcional de presupuestos bélicos en toda la región europea.


Pero también tenemos que hacer algo con nosotros mismos, porque no basta con la denuncia: esta violencia que se ha desatado en todos lados y seguirá desatándose, está dentro de nosotros y tenemos que transformar la rabia en reconciliación, el temor en fe y la indiferencia en acciones que colaboren con el crecimiento de la vida.

¡Amigas y amigos de toda Europa, construyamos con la fuerza de la no-violencia una Europa de paz!