17 jun. 2009

El Presidente de la Asamblea General de la ONU recibe al Coordinador Internacional de la Marcha Mundial


En reunion con Rafael de la Rubia, Miguel d’Escoto Brockmann, el
presidente de la Asamblea General de la ONU, afirma que hay una coincidencia total con los objetivos de la Marcha Mundial.


Pressenza New York, 17/06/09. El Presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Miguel d’Escoto y el Coordinador Internacional de la Marcha Mundial Rafael de la Rubia se reunieron el 16 de junio en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York para discutir los objetivos de la Marcha Mundial y el apoyo del Presidente de la Asamblea Genera.

En el encuentro, que se extendió por más de una hora y se desarrolló en un clima amistoso y de profunda comprensión mutua, ambas partes se comprometieron firmemente a trabajar en conjunto para promover la Marcha Mundial y sus objetivos, que son comunes con los principios fundacionales de la Naciones Unidas.

D’Escoto dijo que apoyaba la Marcha Mundial a nivel personal ya que compartía los objetivos y principios que representa y persigue. Manifestó que trabajaría para lograr el apoyo de otras naciones miembro como el caso de Nicaragua y que ayudaría en la organización de la Marcha en Asia, Europa y las Américas.

Ambas partes coincidieron en que debía haber “tolerancia cero” con la armas nucleares y que era imprecindible procurar su erradicación definitiva, uno de los principales objetivos de la Marcha Mundial.

Al término de la reunión, de la Rubia se encontró con la Misión de China de las Naciones Unidas para explicar los objetivos de la Marcha, discutir su adhesión y la realización de la Marcha en China.

La Marcha Mundial, un hito histórico, es una iniciativa de Mundo Sin Guerras, una organización internacional que promueve la no-violencia y trabaja para prevenir guerras.

Un grupo de marchantes internacionales recorrerán todos los continentes partiendo el 2 de octubre (Día internacional de la No-Violencia) en Wellington (Nueva Zelanda), culminando el 2 de enero de 2010 al pie del monte Aconcagua, Punta de Vacas (Argentina). Simultáneamente se realizarán miles de conciertos, foros, conferencias y demostraciones en mas que 100 paises.

Entre las adhesiones a la iniciativa se encuentran siete jefes de estados, entre ellos Michele Bachelet de Chile, Evo Morales de Bolivia y Cristina Kirchner de Argentina, varios premios nobel incluyendo Rigoberta Menchu y Desmond Tutu, el ex presidente estadounidense Jimmy Carter, la reina Rania al-Abdullah de Jordania e importantes figuras de la música, el cine y el deporte, tales como Yoko Ono, Penelope Cruz, Pedro Almodóvar, Zubin Metha. También cuenta con el apoyo de organizaciones internacionales como Alcaldes por la Paz, Abolition 2000 y agencias nacionales de Amnistía Internacional.

Las propuestas de la Marcha Mundial son el desarme nuclear, el retiro inmediato de las tropas de los territorios ocupados, la reducción progresiva y proporcional del armamento convencional, la firma de tratados de no agresión entre países y la renuncia de los gobiernos a utilizar las guerras como medio para resolver conflictos y crear conciencia global que reconoce la necesidad de rechazar todas formas de violencia y lograr paz.