18 ene. 2011

Cuando somos felices

En realidad somos felices cuando podemos ser libres y, al contrario, nos hundimos en el sinsentido y el absurdo cuando nuestra libertad se ve reprimida por la fuerza o, peor aún, negada por alguna forma de manipulación ideológica.

Los seres Humanos somos eternos rebeldes y cuando ese rebeldía desaparece, como acontece en el mundo de hoy, lo humano se diluye.

En realidad, somos "hacedores de sentidos", poetas iluminados por un fuego interior que se desparrama sobre el universo circundante, amasijos de sueños que vamos buscando aclarar para luego transformarlos en amadas realidades, inspirados constructores de mundos que caminan hacia su destino.

Tomás Hirsch